Ataques con √°cido, hombres cobardes

Los ataques con ácido sin duda alguna se han convertido en un flagelo que viola los derechos de la mujer y deja terribles secuelas en su piel, basta con recordar el ataque sufrido por la Joven Natalia Ponce de León a manos de su agresor Jonathan Vega,  quien le dejó quemadura de tercer grado en su rostro y cuerpo que la marcaron para siempre.

Seg√ļn Miguel Mendoza Luna, literato de la Universidad Javeriana y profesor universitario de a√©reas como psicolog√≠a criminal, cuando el motivo del ataque para producir desfiguraci√≥n facial o corporal es de origen pasional (celos, sospecha de infidelidad, etc.), el agresor se ve a s√≠ mismo previamente como objeto de burla; su baja autoestima (presumiblemente alta) lo conduce a percibirse como el centro de una suerte de burla social.

Al sentirse se√Īalado como alguien que carece de hombr√≠a, se siente en la obligaci√≥n de demostrar lo contrario y restituir su traici√≥n o rechazo de una forma que la v√≠ctima y los que lo rodean nunca olviden. La deformaci√≥n facial implica entonces, adem√°s de destruir el f√≠sico de la mujer para que no sea apreciada ni deseada, un gesto de restauraci√≥n del ego del victimario.

Aunque no existen estudios sobre el perfil del atacante con √°cido hay una caracter√≠stica frecuente en estos casos y es que el agresor es conocido de la v√≠ctima, quien generalmente anticipa la enorme gravedad del da√Īo que va a provocar y premedita causar el mayor dolor y da√Īo posibles.

¬ŅQu√© hacer ante un ataque con acido?

-Dejar caer sobre la zona afectada agua fría caída a chorros

-Darle prioridad a que el agua caiga en los ojos si estos han sido afectados por el √°cido.

-Durante el lavado hay que evitar que el elemento químico se disperse por otras áreas del cuerpo que no fueron afectadas.

-Evitar elementos que puedan agravar la quemadura como ung√ľentos, aceites, jabones, entre otros.

-No utilizar las manos en la limpieza tanto de la víctima como de la persona que auxilia para evitar más quemaduras.

-Si la ropa llega a sido rozada con ácido póngase unos guantes y retírela rápidamente de la persona con unas tijeras sin restregarla sobre el cuerpo.

-No reventar las ampollas que se generan ni retirar la piel.

-Mientras se retira el químico la persona debe trasladarse de inmediato a un servicio de urgencias médicas.