Bronceado envidiable

Al salir de vacaciones queremos no solo disfrutar del viaje sino tener la certeza de que al volver de estas y encontrarnos de nuevo con nuestras labores cotidianas nos veremos renovadas y con una nueva apariencia. El bronceado es parte fundamental de ese cambio, es por eso que en esta edición te damos algunos consejitos para lograr la tez de piel perfecta:

1. Antes de tomar el baño de sol, es aconsejable exfoliar la piel para dejarla más suave y homogénea, ayudando a retirar las células muertas garantizando un bronceado más homogéneo.

2. Días antes de broncearnos es buena idea aumentar el consumo de alimentos con alto contenido de beta carotenos como la zanahoria, el brócoli, frutas y verduras de colores fuertes; la ingesta prolongada de estos ayudan a conservar el color en nuestra piel y a protegerla, así que síguelos consumiendo después de tener el tono deseado.

3. Es muy importante tener en cuenta que debes protegerte para evitar quemaduras, así que no dejes de usar el bloqueador solar.

4. Como la piel del rostro es más delicada, se debe cuidar al doble, así que usar sombrero es necesario además de un protector solar más fuerte.

5. El horario ideal para un bronceado saludable es antes de las once de la mañana y después de las cuatro de la tarde, así se evitan los efectos nocivos de los rayos solares.

6. Hay que beber bastante agua, estar hidratadas, para broncearnos es importante no fallar a la norma de beber dos litros de agua diarios, así la piel no se resecará.

7. Después de broncearte, evita exfoliar tu piel para que el color dure más tiempo, además se aconseja usar jabones con PH neutro. Debes seguir humectando la piel con alguna crema hidratante.

8. Si abusaste del sol y luces como un camarón… bebe más agua y humecta más tu piel.