Los beneficios de la música en las personas

Son bien conocidos los múltiples beneficios que la música ofrece al ser humano a lo largo de toda su existencia incluyendo la influencia que ésta ejerce aún desde el vientre materno, pasando por el desarrollo del cerebro.  La música influye en muchos aspectos biológicos y de comportamiento del ser humano.  La influencia que más impacta es la que ejerce sobre nuestro cerebro, ya que la práctica de la música puede llegar a modificarlo logrando que los dos hemisferios funcionen de manera más armónica y eficiente, mejorando temas como la memoria y aún la propia matemática.

El interpretar un instrumento o cantar así sea de manera aficionada, además de fortalecer la espiritualidad permite alcanzar unos logros tales como elevar los niveles de autoestima, autoconfianza, mejorando también la comunicación y la interacción con los demás.  La música en cualquiera de sus manifestaciones como el canto, la danza, la interpretación instrumental está presente en todas las actividades del hombre, quien a través de ella expresa todas sus emociones, sentimientos, desde sus mayores alegrías hasta sus más profundas tristezas, pero también el amor, sus pasiones, la fe, el orgullo, la ternura, el miedo y hasta enojos o rencores.  La práctica de la música nos revitaliza, nos incita al movimiento a la acción, a transportarnos en el tiempo y a los distintos lugares hasta los más recónditos; pero ésta va en doble vía pues la vivencia quien la ejecuta y la disfruta quien la percibe y la escucha.

Es por tanto que el motivarse hacia una  práctica musical, nos garantiza que por unos buenos momentos nos alejaremos de nuestras preocupaciones, angustias y nos sumergiremos en el fascinante mundo de la imaginación y la libre expresión de nuestro sentir.