La dieta después de los 40

A medida que nos hacemos mayores, tu cuerpo necesita más cuidados para hacer frente a los riesgos de salud. La ingestión adecuada de los nutrientes es fundamental para garantizar el bienestar del cuerpo, que a su vez ayudará a asegurar la salud mental y a mantener una buena autoestima ante los retos de la década de los 40.

1) Peso adecuado
Es indispensable estar en un peso saludable. Actividad física es un factor indiscutible y necesario. Además de favorecer a mantener el peso, el ejercicio mejora la salud ósea ayudando a prevenir la osteoporosis y otras enfermedades.

2) Consumo de verduras
Las verduras de hojas verdes contienen clorofila favoreciendo a la desintoxicación de nuestro organismo, además de ser excelentes fuentes de ácido fólico. 
Se ha comprobado una relación benéfica entre la ingesta de cebolla, lechuga, manzana, espinaca y té verde, y el riesgo de padecer cáncer de mama.

3) Mucha fruta.
Come al menos 5 porciones de frutas a lo largo del día. Las frutas son excelente fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes, por ejemplo la guayaba, naranja y mandarina contienen vitamina C, la cual refuerza el sistema inmunológico y favorece en la prevención del cáncer.

4) Grasa insaturada. 
Agrega a tu alimentación una porción de grasa insaturada al día. Este tipo de grasa contiene efecto protector contra enfermedades cardiovasculares.

5) Leguminosas tres veces por semana.
Los frijoles, lentejas y soya son una excelente fuente de fibra y proteínas. La  soya también favorece la reducción del colesterol y triglicéridos, ayuda en la prevención de enfermedades cardiovasculares, renales y diabetes tipo 2.

6) Fibra y agua
Consume la adecuada cantidad de fibra y agua al d√≠a, la fibra es un componente de la dieta que participa en la absorci√≥n del calcio. Las mujeres con m√°s de 40 a√Īos con un consumo superior a los 30g de fibra, presentan una inhibici√≥n de la absorci√≥n del calcio y a largo plazo esto puede favorecer a la osteoporosis.

7) Leche y sus derivados
Recuerda incluir de 2 a 3 porciones de l√°cteos al d√≠a. La leche y sus derivados (preferentemente bajos en grasa) contienen calcio, mineral que refuerza los huesos y ayuda a prevenir la osteoporosis. Tambi√©n es especialmente √ļtil para aliviar los s√≠ntomas del s√≠ndrome premenstrual, as√≠ como los asociados a la menopausia.