Tips para un desayuno saludable

Seguramente alguna vez por los afanes del día has olvidado o pasado por alto tomar el desayuno ignorando que es la comida más importante que tienes que ingerir durante el día ya que después de ocho horas de no comer nada (debido al periodo de tiempo en que dormimos), es necesario ‘recargar baterías’ para afrontar los retos que se nos cruzan en nuestras actividades diarias. En esta sección te enseñamos aspectos que debes tener en cuenta para garantizar que tu desayuno sea saludable.

Equilibrado: Un desayuno saludable debe tener de todo un poquito, es decir, una porción de fruta, un lácteo, una harina y una proteína.

Frutas: preferiblemente consumirlas enteras variándolas para no hacer el desayuno monótono y aprovechar su contenido de fibra y vitaminas.

Lácteos: No se deben confundir los derivados lácteos que en su mayoría aportan grasa como crema de leche y mantequilla con los que aportan proteína, calcio y vitaminas A y D como la leche, yogur y kumis.

Proteínas: Preferir remplazar el queso bajo en grasa y el huevo por la salchicha y el jamón que muchas veces contiene demasiado sodio.

Nada de fritos: Los alimentos fritos representan calorías que podrían afectar nuestra salud. Sin importar los alimentos que consuma en su desayuno procure que no estén fritos.