¿Qué provoca infidelidad en las mujeres?

Ser infiel es malo

De acuerdo con la psicóloga estadounidense Joy Davidson, la mayoría de los estudios sobre infidelidad concluye que ésta ha aumentado considerablemente en los últimos años, a pesar de que el 90% de las personas estudiadas dice creer que ser infiel es malo, no obstante caen en la tentación.

 

La infidelidad siempre fue relacionada con los hombres, pues eran ellos quienes más libertades tenían. En la actualidad las mujeres contamos con las mismas oportunidades que ellos y podemos caer en la tentación.

Los estudios científicos afirman que entre mujeres y hombres las causas son similares, aunque se presentan en orden diferente. Mientras que en las mujeres el primer motivo aparente es una mala comunicación, en los hombres aseguran que es por buscar “aventuras”.

Por otro lado,  estudios sobre mujeres infieles del Journal of Couple and Relationship Therapy, en Estados Unidos, muestran que existe una especial propensión en ellas para ser infieles en aquel país, pues del total de los casos analizados, representan un 55%.

¿Qué la provoca?

Crisis de pareja. Fue la razón más recurrida por las mujeres que participaron en una encuesta sobre infidelidad femenina.

El 38% de ellas, indican, que los constantes problemas y fallas en la comunicación las hacían sentirse vulnerables y poco amadas.

  • Monotonía. La rutina mata, nos encierra en una zona de confort que puede llegar a asfixiarnos. Aunque las mujeres tienen más agudizado el sentido de la pertenencia y la conservación, el exceso de pasividad en una relación larga puede cansar a cualquiera.
  • Por evasión. A veces la infidelidad se vuelve una manera de escapar de los problemas de la vida cotidiana; una maternidad no deseada o por deseos frustrados. Muchas mujeres ven en la infidelidad una puerta de salida a una determinada situación que no han podido resolver.
  • Venganza. La infidelidad femenina puede ser una reacción ante la traición del hombre. Ser infiel para “empatar el marcador” resultó “liberador” momentáneamente, pero atrajo otros problemas emocionales.
  • Por amor. Esta comienza por ser una infidelidad emocional, sin ningún tipo de contacto físico y puede llegar a generar fuertes niveles de estrés y angustia por tiempo prolongado. Esta suele ser una de las infidelidades más doloras y definitivas, porque supone que el enamoramiento por la pareja se ha esfumado.